7 Consejos para trasplantar plantas

7 consejos para trasplantar plantas de forma correcta y no morir en el intento. No es tan fácil como parece pero tampoco es difícil. Aseguráte de seguir estas simples pautas.

1. Busca una maceta de mayor tamaño, como unos 2 a 3 cm de diámetro mayor a la anterior.

2. Asegúrate que tenga siempre agujeros en la base para drenar el exceso de agua; si la maceta no tiene agujeros, puedes hacerlos tú mismo con un taladro. Si la planta no puede drenar el exceso de agua, esta se estancaría en el fondo y asfixiaría las raíces hasta pudrirlas.

Las macetas más usadas son las fabricadas con barro o plástico y ambas son aptas para cultivar plantas. La diferencia entre ambas está en las necesidades de riego, así que si cambias de tipo de maceta, deberás cambiar también la rutina de riego de tu planta.

3. En el fondo del tiesto, debe haber una capa de bolas de arcilla absorbente; si no es así, puedes utilizar trozos de la maceta anterior  y colócalas en el interior con una altura de uno a dos centímetros.

3. Utiliza mantillo y colócalo sobre la base de la maceta y luego pon la planta dentro.

4. Comprueba que  la base de la planta (sobre la raíz) queda a una altura de uno o dos centímetros por debajo del borde de la maceta para que el agua de riego no se desborde al verterla en la maceta.

6. No te olvides de regar la maceta con abundante agua para que el sustrato se asiente.

7. Colócala en un sitio cálido con una temperatura alrededor de 20º. Evita las corrientes de aire y conserva una atmósfera húmeda; puedes utilizar un rociador para aplicar agua sobre las hojas al estar a temperatura ambiente. Ni se te ocurra ponerla al sol directo.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail