Cómo trasplantar plantas

Trasplantar una planta es una de las tareas más delicadas de que tenemos que llevar a cabo en nuestro huerto urbano.

Por eso es necesario conocer muy bien cómo debemos trasplantar plantas para evitar en la medida de lo posible que nuestras verduras y hortalizas se mueran o pierdan su vitalidad.

Cómo trasplantar plantas

1. Marca una circunferencia alrededor de la planta

Toma cómo diámetro la extensión que tenían las ramas antes de ser podadas. Para marcar la circunferencia puedes utilizar una pala o un palo.

2. Cava una zanja profunda alrededor de la circunferencia

Tienes que ir soltando las raíces que quedan agarradas en la tierra poco a poco, hasta que finalmente cavas bajo el cepellón


La profundidad a la que se debe recortar el cepellón depende de la dimensión de la planta.

3. Traslada la planta a su nueva maceta.

Nuestro objetivo es dañar lo menos posible a la planta. Un consejo, túmbala de lado y sujétala del cepellón.

4. Cavar el hoyo de plantación.

Cava un hoyo que sea el doble de ancho e igual que profundo que el cepellón. . Intenta respetar las distintas capas del suelo, sepáralas para mantener su posición original cuando rellenes el hoyo. Aprovecha para eliminar las hierbas que estén  la capa superior del suelo.

5. Colocar la planta en el hoyo que has cavado

Pon la planta en su nueva maceta  y rellena de tierra el tiesto mientras mantienes recta la plantita.  Una vez relleno el hoyo, compacta el suelo con la mano o con la palaa, para eliminar bolsas de aire.

6. Riega y acolchada la maceta.

Riega abundantemente, pero sin encharcar. Es necesario que la planta tenga humedad, por lo que si ves que hacer mucho calor y la humedad se evapora , acolcha la planta por ejemplo con piedras.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail