Mildiu, como combatir esta plaga

El Mildiu es una enfermedad  muy habitual y temida por todos los que se dedican a la jardinería. Es provocada por algunos hongos pertenecientes al grupo de los oomicetos y que se expande y desarrolla muy rápidamente.

Síntomas e identificación

  • Manchas marrones o polvo parecido a la ceniza y de aspecto graso en el haz de las hojas, asfixiándolas hasta secarlas.
  • En las solanáceas ( berenjena, patata, pimiento y tomate ) apareen manchas irregulares con un aspecto grasiento  al principio y que acaban secando la hoja totalmente.
  • El envés se vuelve de un aspecto blanquecino.
  • El tallo y el fruto acaban normalmente siendo afectados.

Causas

Puede infectar a nuestras hortalizas a través del agua de riego ya que penetra por heridas o por los extremos de las hojas.

  • Su aparición es frecuente después de épocas de lluvias. Requiere una temperatura moderada (15-25ºC) . Suele darse en ambientes dónde la humedad es elevada.
  • Aparece también en huertos con poca ventilación entre sus plantas.
  • Lugares sombreados.
  • Descuidos de las heridas causadas durante la poda.
  • Un abonado excesivo de la tierra causa exceso de nitrógeno, lo que obliga a la planta a absorber más agua de lo normal.

Plantas del huerto afectadas

Estas son algunas de las hortalizas que se suelen ver afectadas por la plaga de mildiu.

Tratamientos para combatir el mildiu

  1. Eliminar las partes afectadas de nuestro cultivo. De esta manera se evitará la propagación a otras hojas y al resto de hortalizas.
  2. Aclareos y poda. A veces la falta de aire ayuda a que el mildiu se propague más fácilmente. Airear nuestros cultivos o cambiar la planta de sitio puede ser una solución.
  3. Extractos de plantas:
  • Manzanilla: preparar una infusión de 50 gramos de manazanilla por cada litro de agua y pulverizar sobre nuestras hortalizas.
  • Cola de caballo: es otra medida preventiva muy eficaz. Se ponen en remojo 20 gramos de planta seca por litro de agua con 5-10 gramos de silicato de sosa durante un día. Después se hierve durante 20 minutos y se cuela. Se pulveriza la disolución de una parte del preparado en 9 partes de agua. Es conveniente aplicar el tratamiento a pleno sol.
  • Ajo: es un efectivo repelente de hongos, bacteria, pulgones y ácaros. Se necesita hacer una infusión con 50 gramos de dientes de ajo por cada litro de agua y pulverizar la disolución de una parte de infusión en 4 partes de agua. Se debe aplicar a pleno sol y durante varios días consecutivos para mayor eficacia.

 

En definitiva el mejor tratamiento para combatir el mildiu es la prevención. Una vez extendido y propagado como plaga eliminarla va a ser costoso y hay que armarse de paciencia. Una solución muy efectiva es acudir a un profesional de control de plagas como Ecosilos S.L

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *