Control de plagas y efermedades

Uno de los problemas más comunes en nuestro huerto urbano es el control de plagas y enfermedades. Sno ponemos remedio pueden arruinar nuestra cosecha y todo el trabajo realizado durante todo el año

¿Plaga o enfermedad?

Oidio
Oidio

Primero que nada, debemos diferenciar  si hemos sido atacados por una plaga o si se trata tan sólo de una enfermedad. Una plaga es la invasión generalizada de nuestras hortalizas y verduras por e insectos u otras especies como arácnidos, caracoles o animales de pequeño tamaño como roedores o pájaros.  La enfermedad es un hongo o una bacteria que ataca la planta entera o a una parte de ella.

 

Algunos ejemplos son:

  • Oidio : hongo blanco que absorbe las sustancias nutritivas de la planta.
  • Mildiu: hogo que provoca manchas amarillas en la superficie y  manchas blancas en el envés.
  • Pobredrumbre del tomate
Control de plagas, pulgón
Pulgón

Entre las plagas más comunes encontramos:

  • Pulgón: Insecto pequeño que causa efectos parecidos a las moscas blancas, se ubican mayormente en los brotes y hojas nuevas de la planta.
  • Mosca Blanca: Insecto que ataca el envés y el tallo de la planta produciendo daños graves, pero distintos según cada especie. Existen alrededor de 1.200 especies.

Prevenir el huerto de plagas y enfermedades

Como dice el refrán es mejor prevenir que curar, por eso a la hora de montar un huerto urbano asegúrate de que siempre sigues etas recomendaciones

– Protege el sustrato:   La protección del sustrato sustrato permite retener la humedad y evitar la entrada en de organismos potencialmente perjudiciales y dañinos. Para ello podemos utilizar materiales como paja, corteza de madera, mantillo de estiércol…

Rotar cultivos:  Con la rotación de cultivos se consigue  un equilibrio en la extracción de los nutrientes del suelo por parte de nuestras hortalizas y verduras, evitando el progresivo empobrecimiento,y siendo menos de ataques de plagas y enfermedades.

 Asociación de cultivos: Con la asociación de cultivos se consigue que unas plantas beneficien a otros como por ejemplo:

  • Coles con albahaca o tomillo.
  • Remolacha con judías.
  • Zanahorias con ajo
  • Menta para alejar  hormigas.
  • Salvia: repele moscas.
  • Orégano: repele hormigas y moscas.

– Limpieza : Ni que decir tiene que nuestras herramientas deben estar siembre limpias. Después de cada uso conviene desinfectarlas para prevenir el contagio de enfermedades.

– Prestar atención al exceso de humedad, porque favorecemos el crecimiento y desarrollo dede hongos y bacterias.

– Malas hierbas fuera.

¿Qué hacer si mi planta está infectada?

  1. Aislar la planta enferma de la sana.
  2. Podar la parte afectada y limpiar mis herramientas.
  3. Control biológico utilizando algún preparado natural
  4. Si nada funciona, contratar un servicio de control de plagas como este de Madrid. Asegúrate que utilizan productos que dañen en lo menor posible tu cosecha.

¿Control de plagas químico o natural?

El mercado nos ofrece una gran variedad de productos químicos como solución a las plagas que aparecen en nuestros huertos urbanos. Los productos químicos pueden solucionar el problema de inmediato, pero a costa de  dañar el ecosistema de nuestro huerto, acabando con otros insectos beneficiosos. Por eso es mejor siempre intentar realizar un control de plagas natural y respetuoso con el medio ambiente.

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *