Fertilizantes para tus plantas

A la mayoría de las plantas les viene muy bien una ayuda extra en forma de fertilizante o abono para que crezca sana, vigorosa. De forma natural, y casi siempre barata, podemos aportar a nuestras plantas estos nutrientes extras.

Antes de empezar, tenemos que saber que hay una diferencia pequeña entre las plantas de interior y las de exterior. Las primeras suelen estar en maceta y eso hace que el sustrato se lave más rápido y la tierra tiende a endurecerse más rápido. Por eso hay que airear de forma periódica la tierra.

Es  importante saber elegir  qué abonos son los más idóneos según nuestras platas. Seguro que has acudido millones de veces a un centro de jardinería y has pasado por la sección de abonos y fertilizantes y has visto una gran variedad de productos destinados a los diferentes tipos de plantas que existen: orquídeas, tomateras, rosales, plantas verdes, cítricos, hortensias, césped. O incluso has navegado por Internet en busca de consejos para encontrar  mejor fertilizante para tu bonsai o planta de cannabis. A propósito de estas 2 últimas plantas, requieren de unos cuidados especiales y de un abono cuidadoso y delicado. Por ejemplo puedes ver grow online consejos para cultivar y fertilizar la planta de marihuana.

Para que la tarea de fertilizar sea efectiva hay que hacerlo en la cantidad indicada y en el momento correcto. Ojo que tanto la carencia como el exceso de nutrientes pueden llegar a ser perjudiciales para tus plantas. Por eso, es súper importante ajustar la dosis según las recomendaciones del envase, así como suministrar este aporte extra de alimento en el momento adecuado,  y siempre que la planta realmente lo necesite.

¿Cómo saber si las plantas no están bien alimentadas?

Cuando una planta tiene falta de nutrientes las hojas aparecen pálidas o descoloridas,su crecimiento se estanca. Si es tu caso de tus plantasentonces es el momento de enriquezcas el  sustrato para que tus plantas recuperen. El abono o fertilizante influye favorablemente en la porosidad, estructura, aireación, capacidad de retención del agua, estabilidad etc.

Tipos de abono

Existen 2 tipos de abono :

1- Abono orgánico

Un abono orgánico es aquel que proviene de residuos orgánicos o naturales. Pueden ser de origen animal o vegetal.  Son una  alternativa a los abonos químicos, y en muchas ocasiones podemos hacerlos nosotros.

Aquí te dejamos un artículo que escribimos con los 4 abonos orgánicos más comunes,

4 Tipos de Abonos orgánicos

En todo huerto que se precie  el abono orgánico es una herramienta más con la que aportamos nutrientes a la tierra

0 comentarios
Pero existen muchos más como los posos del café, té de plátano, granos de café, recortes de hierba, té de hortiga, levadura de cerveza, cenizas de madera…

2- Fertilizantes artificiales

Los fertilizantes químicos se caracterizan porque se disuelven con facilidad en el suelo y, por tanto, las plantas disponen de esos nutrientes nada más echarlos o pocos días después.

Época de abono

Las plantas deben abonarse específicamente en su fase de desarrollo y antes de la germinación del capullo floral. La mejor época para fertilizar suele ser cuando cuando se va terminando el invierno, al inicio de la primavera.  Es muy importante conocer cuándo abonar una planta y cuándo no hacerlo. Por ejemplo, no se recomienda abonar o fertilizar con temperaturas extremas, cuando la tierra está seca, abonar plantas enfermas o abonar en invierno.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail