Cómo eliminar la cal del agua para regar las plantas

Todos conocemos que regar las plantas de nuestro huerto o jardín es algo indispensable. Además, el agua de riego que usemos debe estar en condiciones óptimas, para que no sea perjudicial para nuestras plantas.

El agua de grifo es la más empleada para regar nuestros cultivos. En su mayoría, contiene cal y cloro. Elementos nocivos para el correcto crecimiento de las plantas. A largo plazo, el sustrato se alcaliniza, se pierden nutrientes y las hojas comienzan a amarillear. El exceso de cal impide la correcta absorción del hierro en nuestras plantas.

En España, podemos conocer la dureza del agua por regiones en este enlace. También podemos consultar información relativa a la calidad del agua en la web del Ministerio de Sanidad, consumo y bienestar social.

Para rebajar el contenido de cal, debemos de poder tener un sistema antical. Ya sea gracias al uso de descalcificadores de agua. Ver en LoMejor También podemos optar por el uso utilizar remedios caseros.

Remedios caseros para eliminar la cal del agua

  • Coloca el agua en una regadera o en un recipiente abierto y déjalo en reposo durante un día e incluso dos. La cal tiene tendencia a depositarse en el fondo. Así que no agites el recipiente y usa la primera parte del agua.
  • Otro remedio que puede servir es llenar una regadera o recipiente  y dejarla reposar el agua durante un día y pasadas estas 24 horas, agregar de dos a tres gotas de vinagre por cada litro.
  • Hervir el agua y dejar enfriar antes de regar o dejarla bajo el sol durante varias horas .

La mejor opción sería el agua de la lluvia.

  • La mejor agua para regar las plantas es el agua de lluvia, siempre que no se viva en zonas muy contaminadas, donde las lluvias suelen ser ácidas. No en todas las zonas o región llueve por igual, y el agua de lluvia, no sería la mejor opción.
  • Existen ciertos productos líquidos y pastillas sólidas que se añaden al agua de riego y reducen también la concentración de cal. Después de agregarlos, es preciso dejar reposar el agua antes de utilizarla. De esta manera, se logra que la cal se deposite en el fondo.

No olvides consultar nuestros consejos para ahorrar en el agua de riego.

Facebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *