Cómo cultivar tu planta de Marihuana en casa

Cada día el uso de la marihuana es más aceptado y a pesar de ser un hobby un poco costoso, muchos hemos tenido la idea de cultivar nuestras propias plantas y tenerlas en nuestro hogar. Para ello, existen páginas sobre el cultivo de marihuana donde puedes ver semillas de cannabis baratas.

Al principio, quizás parezca un poco difícil, sin embargo, solo hay que hacerle caso a los procedimientos que te indicaremos y así podrás conseguir un buen resultado, empezando por la selección de las semillas, para después lograr cultivar nuestra planta sin ningún tipo de problema en casa.

Pasos para cultivar la planta de Cannabis

  • El primer paso es tener el conocimiento de que existe una gran variedad de semillas y distintos tipos de marihuana. Lo mejor para empezar es intentándolo con semillas feminizadas que sean de muy buena calidad. También existen las semillas regulares, pero lo más probable es que obtengamos plantas hembras o macho.
  • Después de la ubicación de las semillas, viene el segundo paso, que es la siembra. Optamos por trabajar y realizar un semillero donde ellas germinan con tranquilidad para después poder plantarlas sin problema en una maceta. Cuando se cultiva en una maceta, normalmente la planta empieza a mostrar síntomas de carencias tan pronto como la parte superior supera en tamaño a la parte inferior donde se encuentran las raíces. Otra cosa que tenemos que tener en cuenta es el hecho de no usar demasiado abono porque el exceso del mismo puede destruir tu planta. La salud de las plantas de marihuana depende de los nutrientes presentes en el abono.
  •  El tercer paso es el de tener un cuidado especial a la hora de desarrollar estas plantas, ya que tienden a ser mucho más especiales que otras especies, y a veces, por los cambios bruscos de temperatura suelen reaccionar de forma negativa. Por eso, si queremos que nos perdure, hay que tener en cuenta su delicadeza y los tiempos adecuados para plantarlas, que en su caso suele ser en las épocas cálidas.

Otros consejos importantes

El objetivo es que nuestra planta crezca fuerte y saludable. Por eso, el agua con la que la regamos puede ser más importante que la calidad del sustrato. Aun cuando pudiéramos pensar que todo tipo de agua sirve y estemos tentados a usar simplemente agua del grifo, tenemos que recordar que el agua sin filtrar puede tener distintos tipos de impureza que pueden afectar a la calidad de nuestro cultivo. Lo más aconsejable es usar un filtro o conseguir agua que no tenga ningún elemento nocivo para nuestras plantas.

Un aspecto sumamente importante es la poda de la planta y esto es algo que debemos afrontar con el tiempo, ya que la planta se encuentra en constante crecimiento y se irá desarrollando poco a poco. Por eso, la poda normalmente se hace cuando tenemos asegurada la cosecha. El proceso de podar puede facilitarse si usamos las herramientas y utensilios apropiados. En este aspecto, el uso de tijeras de poda es esencial, ya que esta herramienta hace que la planta obtenga un efecto más redondo y puedas darle forma de arbusto. Otros cultivadores eliminan las ramas más bajas para el favorecimiento de la flora en las ramas superiores y gracias a ello se disfruta de una producción de cogollos uniformes y de buen tamaño.

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail